abril 8, 2024

David bowie de que murio

Valor neto de david bowie

El icono de la música, de 69 años, padecía un cáncer de hígado, según ha declarado a la emisora de radio holandesa NOS.nl Ivo van Hove, director de un musical basado en las canciones de Bowie. «Me dijo hace más de un año y tres meses que tenía cáncer de hígado, justo después de que se lo dijeran a él mismo», dijo van Hove, según el diario británico Daily Mail. «Me lo dijo porque sabía que tal vez no podría estar siempre cerca».
Al parecer, Bowie escribió notas de agradecimiento a sus amigos antes de su muerte, que no fueron conscientes de su diagnóstico hasta el anuncio de su muerte el lunes. También lanzó su último álbum Blackstar el 8 de enero, así como un vídeo para la canción Lazarus, que comienza con la letra: «Mira aquí arriba, estoy en el cielo».
Desgraciadamente, los índices de cáncer de hígado están aumentando en Estados Unidos, según informa la Sociedad Americana del Cáncer, y suele afectar más a los hombres que a las mujeres. Según las estimaciones de la Sociedad, en 2015 se diagnosticaron más de 35.000 nuevos casos, y más de 24.500 personas murieron por esta enfermedad el año pasado.
«Casi siempre es terminal», explica a Yahoo Health el doctor Lewis Roberts, experto en cáncer gastrointestinal de la Clínica Mayo. El cáncer de hígado puede tratarse si se detecta a tiempo, dice Roberts, pero en la mayoría de los países industrializados, como Estados Unidos, solo entre el 15 y el 20 por ciento de los pacientes con cáncer de hígado siguen vivos cinco años después de su diagnóstico.

Cenizas a las cenizas

Tres años después, el álbum número 25, Blackstar, apareció en el 69º cumpleaños de Bowie. Trágicamente, dos días después del lanzamiento de Blackstar, Bowie falleció en su casa de Nueva York. ¿Cómo murió David Bowie? Durante los últimos 18 meses de su vida David Bowie había estado luchando contra un cáncer de hígado, tras recibir el diagnóstico a mediados de 2014. Como gran parte de sus últimos años, Bowie mantuvo su enfermedad en secreto para muchos de sus amigos, así como para sus millones de fans.
Las únicas personas a las que se lo contó fueron su familia y algunas de las personas con las que trabajaba. Uno de ellos era el director de escena Ivo van Hove, que por aquel entonces dirigía la obra Lazarus, creada por Bowie, que también aportaba la mayor parte de la música. «Empezamos a colaborar en nuestro espectáculo, Lazarus, y en algún momento me llevó a un lado para decirme que no siempre podría estar allí debido a su enfermedad. Me dijo que tenía cáncer, un cáncer de hígado», recordó más tarde. «El reparto no lo sabía en todo ese tiempo, y sospecho que los músicos con los que grabó Blackstar tampoco lo sabían. Hizo todo lo posible para completar esos dos proyectos a tiempo, para no dejarse ganar por su enfermedad.» En enero de 2015 se lo contó a su amigo y productor Tony Visconti, que también estaba trabajando con Bowie en el que resultó ser su último álbum de estudio. Visconti recordó cómo la quimioterapia hizo que Bowie perdiera el pelo y las cejas. A mediados de ese año se creía que el cáncer estaba en remisión, pero en noviembre llegó el bombazo: su enfermedad era terminal. La impactante noticia llegó cuando Bowie estaba produciendo el vídeo de Lazarus, uno de los singles de su álbum Blackstar.

Ver más

Una de las voces más originales y singulares del rock & roll durante casi cinco décadas, Bowie defendió el misterio, la rebeldía y la curiosidad en su música. Siempre imprevisible, el mercurial artista e icono de la moda se disfrazó de muchas cosas a lo largo de su vida. Empezó siendo un disidente del folk-rock espacial, y se convirtió en un alienígena del glam-rock, andrógino y de pelo naranja (Ziggy Stardust), en un maestro del funk de ojos azules y bien vestido (el Delgado Duque Blanco), en un rockero artístico amante de las drogas (los álbumes de Berlín), en un creador de éxitos de la nueva ola, en un rockero duro, en un entusiasta del tecno y en un impresionista del jazz. Su facilidad para la teatralidad le hizo ganar una legión de fans.
El cantante había mantenido en secreto su diagnóstico de cáncer, incluso para algunos de sus amigos más cercanos. Ivo van Hove, que dirigió la obra de teatro de Bowie en Broadway, Lazarus, dijo, sin embargo, que el cantante le había dicho desde el principio que estaba luchando contra el cáncer de hígado y que no podría asistir a todos los ensayos.  «Se podría decir que Bowie seguía escribiendo en su lecho de muerte», dijo van Hove a NPO Radio 4, vía DutchNews.nl. «Vi a un hombre luchando. Luchó como un león y siguió trabajando como un león a pesar de todo. Tuve un respeto increíble por eso».

Stenton david jones

Publicidad La versión actualizada del libro, Bowie’s Piano Man: The Life Of Mike Garson, incluye una anécdota -a la que Garson se refirió previamente en un homenaje de enero de 2016- que afirma que Bowie estaba convencido de que solo viviría hasta los 69 o 70 años después de un encuentro con un vidente a finales de los 70.
«Hay muchos psíquicos que están fuera de sus cabales y que están llenos de ellos, pero este era real. David lo sabía y no lo dudó ni un segundo. Me lo contó [la lectura] con certeza, lo aceptó y planificó su futuro basándose en ello. Tuvo 30 o 40 años para planificar su vida».
La anécdota también ha sido contada anteriormente por Garson a David Bowie: The Last Five Years, aunque esta versión de la historia afirmaba que Bowie le dijo a Garson: «He soñado que voy a morir a los 69 años».