octubre 21, 2021
El rey y el 23 f

El rey y el 23 f

Golpe de estado

El Parlamento español, escenario principal del golpe de Estado del 23 de febrero de 1981, acogió un acto para conmemorar el cuadragésimo aniversario de la rebelión militar que puso en peligro la frágil democracia española surgida tras la dictadura y que probablemente la condicionó. El rey, Felipe VI, aprovechó el acto para elogiar “la firmeza y la autoridad” de su padre, Juan Carlos I, que basó la legitimidad del sistema monárquico en su intervención aquella noche para detener a los golpistas. Sin embargo, cuatro décadas después, sigue habiendo muchas zonas grises sobre aquellos acontecimientos y, en particular, sobre el papel del monarca.
Y lo que ciertamente no ayuda es la opacidad del Gobierno español, que aún hoy se niega a desclasificar los documentos secretos sobre el golpe amparándose en una ley franquista que nunca ha sido reformada. Precisamente, el PNV está impulsando una reforma de la ley de secretos oficiales con el objetivo de equipararla a la de los países de nuestro entorno, que establece un límite máximo de 25 años para abrir los archivos a los historiadores. Pero la reforma está atascada en el Parlamento y no parece que el PSOE tenga mucho interés en avanzar.

Vídeo del golpe de estado de 1981

Golpe de Estado español de 1981Parte de la transición española a la democraciaSalón de Plenos del Congreso de los Diputados (cámara baja de la legislatura española), en Madrid, donde un grupo de guardias civiles, dirigidos por Antonio Tejero, irrumpió violentamente.Fecha23-24 de febrero de 1981LugarMadrid y ValenciaResultado
El 13 de febrero la tensión llega a su punto álgido al conocerse la noticia de la tortura y muerte en Carabanchel de José Ignacio Arregui, miembro del movimiento nacionalista vasco ETA, que llevaba 10 días incomunicado en la Dirección General de Seguridad[1]. El gobierno despidió entonces a varios jefes de policía, mientras que en el Ministerio del Interior se produjeron dimisiones en solidaridad con los torturadores. El periódico El Alcázar juzgó la actuación del Gobierno como una muestra de debilidad que debía ser atajada.
En este contexto extraordinario, Calvo Sotelo presentó su propuesta de gobierno el 18 de febrero, pero, en la votación del Congreso del día 20, no obtuvo la mayoría necesaria para ser confirmado como Presidente del Gobierno, por lo que se programó una nueva votación para el día 23: el día que los conspiradores habían elegido para su intento de golpe. Tal y como estaba previsto, el golpe contaría con Tejero y el general Jaime Milans del Bosch como principales instigadores, con un papel menor del general Alfonso Armada, hombre de confianza del rey Juan Carlos I.

Tejerazo

Golpe de Estado español de 1981Parte de la transición española a la democraciaSalón de Plenos del Congreso de los Diputados (cámara baja de la legislatura española), en Madrid, donde un grupo de guardias civiles, dirigidos por Antonio Tejero, irrumpió violentamente.Fecha23-24 de febrero de 1981LugarMadrid y ValenciaResultado
El 13 de febrero la tensión llega a su punto álgido al conocerse la noticia de la tortura y muerte en Carabanchel de José Ignacio Arregui, miembro del movimiento nacionalista vasco ETA, que llevaba 10 días incomunicado en la Dirección General de Seguridad[1]. El gobierno despidió entonces a varios jefes de policía, mientras que en el Ministerio del Interior se produjeron dimisiones en solidaridad con los torturadores. El periódico El Alcázar juzgó la actuación del Gobierno como una muestra de debilidad que debía ser atajada.
En este contexto extraordinario, Calvo Sotelo presentó su propuesta de gobierno el 18 de febrero, pero, en la votación del Congreso del día 20, no obtuvo la mayoría necesaria para ser confirmado como presidente del Gobierno, por lo que se programó una nueva votación para el día 23: el día que los conspiradores habían elegido para su intento de golpe. Tal y como estaba previsto, el golpe contaría con Tejero y el general Jaime Milans del Bosch como principales instigadores, con un papel menor del general Alfonso Armada, hombre de confianza del rey Juan Carlos I.

Rey de españa

23-FParte de un intento de derrocamiento del gobierno españolEl Congreso de los Diputados en Madrid.Fecha23-24 de febrero de 1981LugarCongreso de los Diputados de España, MadridFormato desconocido en {{Coord}}. Parámetros:
– Los secuestradores se rinden tras un enfrentamiento de 18 horas sin bajas y después de que el rey denuncie el golpe y pida que se mantenga el estado de derecho. – El comandante de las unidades militares en Valencia es detenido. – Fracasa el intento de golpe de EstadoInsurgentes del Gobierno
El “23-F” (también conocido como el Tejerazo) fue un intento de golpe de Estado en España que comenzó el 23 de febrero de 1981 y terminó al día siguiente. Su figura más visible, Antonio Tejero, protagonizó el acontecimiento más notable del golpe fallido: un grupo de 200 agentes armados de la Guardia Civil irrumpió en el Congreso de los Diputados español durante la votación para elegir a Leopoldo Calvo Sotelo como nuevo presidente del Gobierno. El rey Juan Carlos I pronunció un discurso televisado a nivel nacional en el que denunció el golpe, pidió que se mantuviera el Estado de Derecho y que el gobierno elegido democráticamente continuara en funciones. El golpe no tardó en fracasar. Tras mantener al Parlamento y al gabinete como rehenes durante 18 horas, los secuestradores se rindieron a la mañana siguiente sin haber hecho daño a nadie.

Te pueden interesar

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad