noviembre 28, 2021
Felipe i de francia

Felipe i de francia

Luis vi de francia

Felipe I (23 de mayo de 1052 – 29 de julio de 1108), llamado el Amoroso,[1] fue rey de los francos desde 1060 hasta 1108. Su reinado, como el de la mayoría de los primeros capetos, fue extraordinariamente largo para la época. La monarquía inició una modesta recuperación desde el punto más bajo que alcanzó en el reinado de su padre y añadió al dominio real el Vexin[2] y Bourges.
Felipe nació el 23 de mayo de 1052 en Champagne-et-Fontaine, hijo de Enrique I y de su esposa Ana de Kiev[3]. Inusualmente para la época en Europa Occidental, su nombre era de origen griego, siendo otorgado por su madre. Aunque fue coronado rey a los siete años,[4] hasta los catorce (1066) su madre actuó como regente, siendo la primera reina de Francia en hacerlo. Balduino V de Flandes también actuó como corregente[2].
Tras la muerte de Balduino VI de Flandes, Roberto el Frisón se apoderó de Flandes[5] La viuda de Balduino, Richilda, solicitó ayuda a Felipe, que fue derrotado por Roberto en la batalla de Cassel en 1071[2].
Felipe se casó por primera vez con Bertha de Holanda en 1072[6] Aunque el matrimonio produjo el heredero necesario, Felipe se enamoró de Bertrade de Montfort, la esposa de Fulk IV, conde de Anjou. Repudió a Bertha (alegando que era demasiado gorda) y se casó con Bertrade el 15 de mayo de 1092.[7] En 1094, fue excomulgado por Hugh de Die, por primera vez;[7] tras un largo silencio, el Papa Urbano II repitió la excomunión en el Concilio de Clermont en noviembre de 1095. [8] Varias veces se levantó la prohibición, ya que Felipe prometió separarse de Bertrade, pero siempre volvió a ella, pero en 1104 Felipe hizo una penitencia pública y debió mantener su relación con Bertrade de forma discreta[9] En Francia, el rey contó con la oposición del obispo Ivo de Chartres, un famoso jurista[10].

Felipe ii de francia

Felipe I (23 de mayo de 1052 – 29 de julio de 1108), llamado el Amoroso,[1] fue rey de los francos desde 1060 hasta 1108. Su reinado, como el de la mayoría de los primeros capetos, fue extraordinariamente largo para la época. La monarquía inició una modesta recuperación desde el punto más bajo que alcanzó en el reinado de su padre y añadió al dominio real el Vexin[2] y Bourges.
Felipe nació el 23 de mayo de 1052 en Champagne-et-Fontaine, hijo de Enrique I y de su esposa Ana de Kiev[3]. Inusualmente para la época en Europa Occidental, su nombre era de origen griego, siendo otorgado por su madre. Aunque fue coronado rey a los siete años,[4] hasta los catorce (1066) su madre actuó como regente, siendo la primera reina de Francia en hacerlo. Balduino V de Flandes también actuó como corregente[2].
Tras la muerte de Balduino VI de Flandes, Roberto el Frisón se apoderó de Flandes[5] La viuda de Balduino, Richilda, solicitó ayuda a Felipe, que fue derrotado por Roberto en la batalla de Cassel en 1071[2].
Felipe se casó por primera vez con Bertha de Holanda en 1072[6] Aunque el matrimonio produjo el heredero necesario, Felipe se enamoró de Bertrade de Montfort, la esposa de Fulk IV, conde de Anjou. Repudió a Bertha (alegando que era demasiado gorda) y se casó con Bertrade el 15 de mayo de 1092.[7] En 1094, fue excomulgado por Hugh de Die, por primera vez;[7] tras un largo silencio, el Papa Urbano II repitió la excomunión en el Concilio de Clermont en noviembre de 1095. [8] Varias veces se levantó la prohibición, ya que Felipe prometió separarse de Bertrade, pero siempre volvió a ella, pero en 1104 Felipe hizo una penitencia pública y debió mantener su relación con Bertrade de forma discreta[9] En Francia, el rey contó con la oposición del obispo Ivo de Chartres, un famoso jurista[10].

Ver más

Felipe I (23 de mayo de 1052 – 29 de julio de 1108), llamado el Amoroso,[1] fue rey de los francos desde 1060 hasta 1108. Su reinado, como el de la mayoría de los primeros capetos, fue extraordinariamente largo para la época. La monarquía inició una modesta recuperación desde el punto más bajo que alcanzó en el reinado de su padre y añadió al dominio real el Vexin[2] y Bourges.
Felipe nació el 23 de mayo de 1052 en Champagne-et-Fontaine, hijo de Enrique I y de su esposa Ana de Kiev[3]. Inusualmente para la época en Europa Occidental, su nombre era de origen griego, siendo otorgado por su madre. Aunque fue coronado rey a los siete años,[4] hasta los catorce (1066) su madre actuó como regente, siendo la primera reina de Francia en hacerlo. Balduino V de Flandes también actuó como corregente[2].
Tras la muerte de Balduino VI de Flandes, Roberto el Frisón se apoderó de Flandes[5] La viuda de Balduino, Richilda, solicitó ayuda a Felipe, que fue derrotado por Roberto en la batalla de Cassel en 1071[2].
Felipe se casó por primera vez con Bertha de Holanda en 1072[6] Aunque el matrimonio produjo el heredero necesario, Felipe se enamoró de Bertrade de Montfort, la esposa de Fulk IV, conde de Anjou. Repudió a Bertha (alegando que era demasiado gorda) y se casó con Bertrade el 15 de mayo de 1092.[7] En 1094, fue excomulgado por Hugh de Die, por primera vez;[7] tras un largo silencio, el Papa Urbano II repitió la excomunión en el Concilio de Clermont en noviembre de 1095. [8] Varias veces se levantó la prohibición, ya que Felipe prometió separarse de Bertrade, pero siempre volvió a ella, pero en 1104 Felipe hizo una penitencia pública y debió mantener su relación con Bertrade de forma discreta[9] En Francia, el rey contó con la oposición del obispo Ivo de Chartres, un famoso jurista[10].

Felipe i de francia 2021

Felipe I (23 de mayo de 1052 – 29 de julio de 1108), llamado el Amoroso,[1] fue rey de los francos desde 1060 hasta 1108. Su reinado, como el de la mayoría de los primeros capetos, fue extraordinariamente largo para la época. La monarquía inició una modesta recuperación desde el punto más bajo que alcanzó en el reinado de su padre y añadió al dominio real el Vexin[2] y Bourges.
Felipe nació el 23 de mayo de 1052 en Champagne-et-Fontaine, hijo de Enrique I y de su esposa Ana de Kiev[3]. Inusualmente para la época en Europa Occidental, su nombre era de origen griego, siendo otorgado por su madre. Aunque fue coronado rey a los siete años,[4] hasta los catorce (1066) su madre actuó como regente, siendo la primera reina de Francia en hacerlo. Balduino V de Flandes también actuó como corregente[2].
Tras la muerte de Balduino VI de Flandes, Roberto el Frisón se apoderó de Flandes[5] La viuda de Balduino, Richilda, solicitó ayuda a Felipe, que fue derrotado por Roberto en la batalla de Cassel en 1071[2].
Felipe se casó por primera vez con Bertha de Holanda en 1072[6] Aunque el matrimonio produjo el heredero necesario, Felipe se enamoró de Bertrade de Montfort, la esposa de Fulk IV, conde de Anjou. Repudió a Bertha (alegando que era demasiado gorda) y se casó con Bertrade el 15 de mayo de 1092.[7] En 1094, fue excomulgado por Hugh de Die, por primera vez;[7] tras un largo silencio, el Papa Urbano II repitió la excomunión en el Concilio de Clermont en noviembre de 1095. [8] Varias veces se levantó la prohibición, ya que Felipe prometió separarse de Bertrade, pero siempre volvió a ella, pero en 1104 Felipe hizo una penitencia pública y debió mantener su relación con Bertrade de forma discreta[9] En Francia, el rey contó con la oposición del obispo Ivo de Chartres, un famoso jurista[10].

Te pueden interesar

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad