octubre 21, 2021
X men fenix oscura critica

X men fenix oscura critica

Partitura de fénix oscura

Fénix Oscura (también comercializada y posteriormente lanzada en medios domésticos como X-Men: Fénix Oscura) es una película estadounidense de superhéroes de 2019 basada en los personajes de X-Men de Marvel Comics. Es una secuela de X-Men: Apocalipsis de 2016, la séptima y última entrega principal de la serie de películas de X-Men, y la duodécima entrega en general. La película ha sido escrita, coproducida y dirigida por Simon Kinberg (en su debut como director de largometrajes) y está protagonizada por un reparto formado por James McAvoy, Michael Fassbender, Jennifer Lawrence, Nicholas Hoult, Sophie Turner, Tye Sheridan, Alexandra Shipp y Jessica Chastain. Fénix Oscura cuenta la historia del origen de la transformación de Jean Grey en Fénix, provocada por una fuerza cósmica que potencia sus habilidades psíquicas. Sigue la lucha de Jean por evitar hacer daño a las personas que ama cuando la fuerza desata su trauma reprimido que la hace volverse emocionalmente inestable e incapaz de controlar sus poderes.
Después de que X-Men: Días del futuro pasado (2014) borrara los acontecimientos de X-Men: El último desafío (2006) de la línea temporal de la serie, Kinberg expresó su interés en una nueva adaptación de la “Saga de Fénix Oscura” de Chris Claremont y John Byrne en una futura película que fuera más fiel que su anterior intento con El último desafío, que tuvo una recepción mixta, e incluso Kinberg y el coguionista Zak Penn acabaron por no estar impresionados con el producto final. La nueva adaptación se confirmó como una continuación de Apocalipsis en 2016. Kinberg firmó como director en junio de 2017, y la mayoría del reparto regresó de Apocalipsis. El rodaje comenzó a finales de ese mes en Montreal y se completó en octubre de 2017; todo el tercer acto se volvió a rodar a finales de 2018 tras unas malas proyecciones de prueba. La película se dedicó a la memoria del cocreador de X-Men, Stan Lee, que falleció el 12 de noviembre de 2018.

Los nuevos mutantes

“Siempre se lamenta y siempre hay un discurso. Pero a nadie le importa ya”. Es raro que un personaje pronuncie un diálogo que capte tan perfectamente los fundamentos críticamente defectuosos de una película como esa línea concreta de “Dark Phoenix”, el último suspiro de una franquicia que ha tenido notables altos y notables bajos, pero que nunca ha visto una película que diera la sensación de que ya no le importa a nadie. Supuestamente concebida como una despedida de los personajes y el reparto presentados en el transcurso de “X-Men: First Class”, “X-Men: Days of Future Past” y “X-Men: Apocalypse”, el debut como director de Simon Kinberg simplemente no tiene nada bajo la superficie, y eso es bastante soso también. Es un asunto sin alegría, sin vida, aburrido, que repite ideas de mejores películas X y se siente más como una reunión obligatoria para sacar dinero que una despedida profundamente considerada de los personajes icónicos.

X men dark phoenix ending

Si “Fénix Oscura” se siente como el nadir del cine de superproducción del siglo XXI, no es porque sea la peor película de su clase -demonios, ni siquiera es la peor entrega de su franquicia-, sino más bien porque podría ser la única película de 200 millones de dólares que no tiene una razón evidente para existir. La industria del cine se sustenta en un contrato silencioso entre Hollywood y su público, que estipula que los estudios y los compradores de entradas gastarán demasiado de su dinero para sentarse juntos en una habitación tan oscura que nadie puede ver la línea que separa el arte del comercio. La descarada falta de necesidad de la duodécima película de la saga “X-Men” es nada menos (y nada más) que un incumplimiento directo de ese contrato; es como ver una película de superhéroes con las luces encendidas.
“Fénix Oscura” no es la primera película sin evento de la era de la megafranquicia, pero ésta es diferente: es una tormenta perfecta de inutilidad. La película no sólo no pasa el testigo entre generaciones y no consigue hacer avanzar la historia general de la serie de manera significativa, sino que apenas parece intentarlo. No sólo estropea el arco narrativo característico del material original, sino que hace todo lo posible por aplanarlo. No sólo desaprovecha un excelente reparto en un guión que reduce todos sus personajes a construcciones básicas, sino que los pone a merced de un director novel que ni siquiera sabe cómo hacer que parezcan atractivos.

El glotón

Si “Fénix Oscura” se siente como el nadir del cine de superproducción del siglo XXI, no es porque sea la peor película de su clase -demonios, ni siquiera es la peor entrega de su franquicia-, sino más bien porque podría ser la única película de 200 millones de dólares que no tiene ninguna razón evidente para existir. La industria del cine se sustenta en un contrato silencioso entre Hollywood y su público, que estipula que los estudios y los compradores de entradas gastarán demasiado de su dinero para sentarse juntos en una habitación tan oscura que nadie puede ver la línea que separa el arte del comercio. La descarada falta de necesidad de la duodécima película de la saga “X-Men” es nada menos (y nada más) que un incumplimiento directo de ese contrato; es como ver una película de superhéroes con las luces encendidas.
“Fénix Oscura” no es la primera película sin evento de la era de la megafranquicia, pero ésta es diferente: es una tormenta perfecta de inutilidad. La película no sólo no pasa el testigo entre generaciones y no consigue hacer avanzar la historia general de la serie de manera significativa, sino que apenas parece intentarlo. No sólo estropea el arco narrativo característico del material original, sino que hace todo lo posible por aplanarlo. No sólo desaprovecha un excelente reparto en un guión que reduce todos sus personajes a construcciones básicas, sino que los pone a merced de un director novel que ni siquiera sabe cómo hacer que parezcan atractivos.

Te pueden interesar

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad