julio 9, 2024

Donde encontrar la vitamina d

Fuentes de vitamina d

La vitamina D es un grupo de secosteroides liposolubles responsables de aumentar la absorción intestinal de calcio, magnesio y fosfato, así como de muchos otros efectos biológicos[1][2] En los seres humanos, los compuestos más importantes de este grupo son la vitamina D3 (también conocida como colecalciferol) y la vitamina D2 (ergocalciferol)[1][2][3].
La principal fuente natural de esta vitamina es la síntesis de colecalciferol en las capas inferiores de la epidermis de la piel mediante una reacción química que depende de la exposición al sol (concretamente de la radiación UVB)[4][5] El colecalciferol y el ergocalciferol pueden ingerirse a través de la dieta y de suplementos. [6][2] Sólo unos pocos alimentos, como la carne de los pescados grasos, contienen de forma natural cantidades significativas de vitamina D.[1][7] En EE.UU. y otros países, la leche de vaca y los sustitutos lácteos de origen vegetal están enriquecidos con vitamina D, al igual que muchos cereales para el desayuno. Las setas expuestas a la luz ultravioleta aportan cantidades útiles de vitamina D[1]. Las recomendaciones dietéticas suelen asumir que toda la vitamina D de una persona se toma por vía oral, ya que la exposición al sol en la población es variable y las recomendaciones sobre la cantidad de exposición al sol que es segura son inciertas en vista del riesgo de cáncer de piel[1].

Beneficios de la vitamina d3

Consulte la aplicación gratuita SunSmart o el sitio web de la Oficina de Meteorología para conocer los horarios de protección solar diarios de su localidad. Niveles de UV en Victoria Como se muestra en la tabla siguiente, desde mediados de agosto hasta abril, los niveles medios de UV en Victoria son de tres o más durante gran parte del día. Este nivel de UV aumenta el riesgo de sobreexposición y de daños en la piel, por lo que se recomienda la protección solar (ropa, protector solar, sombreros, sombra y gafas de sol). El uso de una buena protección solar no debe suponer un riesgo de deficiencia de vitamina D.
De mayo a mediados de agosto, los niveles medios de UV en Victoria son bajos (por debajo de tres). Durante este periodo, no se recomienda la protección solar, a menos que se trabaje al aire libre, se esté cerca de superficies muy reflectantes (como la nieve) o se esté al aire libre durante periodos prolongados. Tabla 1. Exposición al sol recomendada en Victoria, para reducir el riesgo de baja vitamina D. Baja vitamina D Si le preocupan sus niveles de vitamina D, consulte a su médico de cabecera.
Descargo de responsabilidad del contenido El contenido de este sitio web se proporciona únicamente con fines informativos. La información sobre una terapia, un servicio, un producto o un tratamiento no respalda en modo alguno dicha terapia, servicio, producto o tratamiento y no pretende sustituir el consejo de su médico o de otro profesional sanitario registrado. La información y los materiales contenidos en este sitio web no pretenden constituir una guía completa sobre todos los aspectos de la terapia, el producto o el tratamiento descritos en el sitio web. Se insta a todos los usuarios a que busquen siempre el asesoramiento de un profesional de la salud registrado para obtener un diagnóstico y respuestas a sus preguntas médicas y para determinar si la terapia, el servicio, el producto o el tratamiento concretos descritos en el sitio web son adecuados en sus circunstancias. El Estado de Victoria y el Departamento de Salud no asumirán ninguna responsabilidad por la confianza que cualquier usuario deposite en los materiales contenidos en este sitio web.

Lista de frutas y verduras con vitamina d

El calcio es uno de los componentes básicos de unos huesos y dientes fuertes. Consumir suficiente calcio en los primeros años de vida ayuda a fortalecer los huesos. La ingesta de suficiente calcio en etapas posteriores de la vida ayuda a mantener los huesos fuertes y retrasa la pérdida de masa ósea. También ayuda a que los músculos, los nervios y las hormonas funcionen correctamente.
Hay muchos factores que afectan a la cantidad de calcio que se absorbe de los alimentos que se consumen. El cuerpo absorbe de forma natural más calcio durante las épocas de crecimiento de los huesos, como durante la infancia y el embarazo. Tener suficiente vitamina D ayuda al cuerpo a absorber mejor el calcio de los alimentos.
Utilice la tabla de fuentes de alimentos que aparece a continuación para averiguar la cantidad de calcio que obtiene de los alimentos. En el caso de los alimentos con etiqueta, compruebe la tabla de información nutricional para ver la cantidad de calcio que contiene el alimento. También puede utilizar la calculadora de calcio del sitio web de Osteoporosis Canada (véase Para más información). Si no ingiere suficiente calcio, intente consumir más alimentos que lo contengan. Si le resulta difícil obtener suficiente calcio de los alimentos, puede tomar un suplemento que le ayude a satisfacer sus necesidades.

Dosificación de la vitamina d

La vitamina D es tanto un nutriente que comemos como una hormona que produce nuestro cuerpo. Se trata de una vitamina liposoluble que, desde hace tiempo, se sabe que ayuda al cuerpo a absorber y retener el calcio y el fósforo; ambos son fundamentales para la formación de los huesos. Además, los estudios de laboratorio demuestran que la vitamina D puede reducir el crecimiento de las células cancerosas, ayudar a controlar las infecciones y reducir la inflamación. Muchos de los órganos y tejidos del cuerpo tienen receptores para la vitamina D, lo que sugiere funciones importantes más allá de la salud ósea, y los científicos están investigando activamente otras posibles funciones.
Pocos alimentos contienen vitamina D de forma natural, aunque algunos están enriquecidos con ella. Para la mayoría de las personas, la mejor manera de obtener suficiente vitamina D es tomar un suplemento, ya que es difícil ingerir suficiente a través de los alimentos. Los suplementos de vitamina D están disponibles en dos formas: vitamina D2 («ergocalciferol» o previtamina D) y vitamina D3 («colecalciferol»). Ambas son también formas naturales que se producen en presencia de los rayos ultravioleta-B (UVB) del sol, de ahí su apodo, «la vitamina del sol», pero la D2 se produce en las plantas y los hongos y la D3 en los animales, incluidos los humanos. La producción de vitamina D en la piel es la principal fuente natural de vitamina D, pero muchas personas tienen niveles insuficientes porque viven en lugares donde la luz del sol es limitada en invierno, o porque tienen una exposición al sol limitada debido a que están en el interior la mayor parte del tiempo. Además, las personas con piel más oscura suelen tener niveles más bajos de vitamina D en la sangre porque el pigmento (melanina) actúa como una sombra, reduciendo la producción de vitamina D (y también reduciendo los efectos dañinos de la luz solar en la piel, incluido el cáncer de piel).