octubre 15, 2021

Mas de la sala bodas

retroalimentación

Los ejemplos y la perspectiva de este artículo pueden no representar una visión mundial del tema. Puedes mejorar este artículo, discutir el tema en la página de discusión o crear un nuevo artículo, según corresponda. (Julio de 2015) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)
Un banquete de bodas es una fiesta que suele celebrarse tras la finalización de una ceremonia matrimonial como hospitalidad para los que han asistido a la boda, de ahí el nombre de banquete: los novios reciben a la sociedad, en forma de familiares y amigos, por primera vez como pareja casada. Los anfitriones aportan la comida y la bebida que deseen, aunque es muy popular la tarta nupcial.
Entretener a los invitados tras la ceremonia de boda es tradicional en la mayoría de las sociedades, y puede durar desde media hora hasta muchas horas o incluso días. La mayoría de las recepciones de boda se hacen por la noche para cenar; sin embargo, los novios pueden optar por un almuerzo, un brunch o incluso un té por la tarde[1] En última instancia, los casados eligen los detalles y el lugar de la recepción.
Antes de que se popularizaran las recepciones -un acontecimiento social estructurado en torno a una fila de recepción, que suele celebrarse por la tarde, con sólo un ligero refrigerio-, las bodas se celebraban más típicamente con desayunos nupciales (para aquellos cuyas tradiciones religiosas fomentaban las bodas matutinas) y bailes nupciales (para los que se casaban por la tarde). La popularidad de las recepciones, en lugar de los desayunos, las cenas y los bailes, durante el siglo XX hizo que el nombre de recepción se aplicara a cualquier evento social después de una boda, ya sea un brunch, un té, una cena o un baile.

toscana

Las bodas de lujo, a diferencia de las normales, son mucho más caras e incluyen una serie de características adicionales. Listas de invitados más largas, trajes de etiqueta y decoraciones especiales son sólo algunas de las cosas en las que las parejas derrochan, junto con salones de banquetes de lujo.
Esto nos lleva a preguntarnos qué es lo que hace que un lugar de celebración de bodas sea lujoso. Hay muchas maneras de decorar un lugar, pero el lujo exige que los novios lleven las cosas un poco más allá de lo normal. He aquí algunas de las formas de hacer que una boda en un salón de banquetes sea lujosa:
Una boda de lujo implica algo más que dinero. La creación de este tipo de boda requiere una planificación y un diseño meticulosos. Se necesita un tipo especial de visionario para hacer que todo encaje, pero elegir un lugar de celebración con antelación puede ayudar a simplificar el proceso. Hay cientos de salones de banquetes en Los Ángeles, muchos de los cuales son perfectos para una boda elegante.
Una vez decidida la lista de invitados, es imprescindible hacer un recorrido por los posibles lugares de celebración. Visitar los salones de banquetes en persona puede darle una buena idea de lo que usted y su planificador están trabajando, y ayudarle a elegir el lugar final.

molino haiku

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
Aunque prácticamente todos los aspectos de una boda son opcionales, desde llevar un traje en lugar de un vestido hasta renunciar a las flores o a la tarta de bodas, hay algo que no puede omitirse: el lugar de celebración. Al fin y al cabo, tienes que tener un lugar para que tus amigos y familiares se reúnan y lo celebren.
Pero encontrar el lugar perfecto no es fácil. Hay muchas opciones entre las que elegir, ya sea un impresionante granero, un elegante salón de baile, un acogedor restaurante o un tranquilo tramo de playa. Así que hemos pedido a algunos organizadores de bodas que compartan sus mejores consejos para encontrar el lugar de sus sueños.
Sí, antes de empezar a buscar espacios. “Los planificadores están mucho más familiarizados con las capacidades de un espacio, la distribución y el tiempo y los elementos que necesitarás para transformarlo realmente”, dice Alliey Kline-Weichelt, planificadora principal y CEO de Sash & Bow en Green Bay, Wisconsin. Si hay una forma creativa de hacerlo único o una peculiaridad del espacio que pueda dificultar tu visión, tu planificador lo sabrá”.

ver más

Los ejemplos y la perspectiva de este artículo pueden no representar una visión mundial del tema. Puedes mejorar este artículo, discutir el tema en la página de discusión o crear un nuevo artículo, según corresponda. (Julio de 2015) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)
Un banquete de bodas es una fiesta que suele celebrarse tras la finalización de una ceremonia matrimonial como hospitalidad para los que han asistido a la boda, de ahí el nombre de banquete: los novios reciben a la sociedad, en forma de familiares y amigos, por primera vez como pareja casada. Los anfitriones aportan la comida y la bebida que deseen, aunque es muy popular la tarta nupcial.
Entretener a los invitados tras la ceremonia de boda es tradicional en la mayoría de las sociedades, y puede durar desde media hora hasta muchas horas o incluso días. La mayoría de las recepciones de boda se hacen por la noche para cenar; sin embargo, los novios pueden optar por un almuerzo, un brunch o incluso un té por la tarde[1] En última instancia, los casados eligen los detalles y el lugar de la recepción.
Antes de que se popularizaran las recepciones -un acontecimiento social estructurado en torno a una fila de recepción, que suele celebrarse por la tarde, con sólo un ligero refrigerio-, las bodas se celebraban más típicamente con desayunos nupciales (para aquellos cuyas tradiciones religiosas fomentaban las bodas matutinas) y bailes nupciales (para los que se casaban por la tarde). La popularidad de las recepciones, en lugar de los desayunos, las cenas y los bailes, durante el siglo XX hizo que el nombre de recepción se aplicara a cualquier evento social después de una boda, ya sea un brunch, un té, una cena o un baile.

Te pueden interesar

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad