abril 26, 2022

Es posible la fecundacion fuera de las trompas de falopio

¿puede un embarazo ectópico trasladarse al útero por sí solo?

Un embarazo ectópico se produce cuando un óvulo fecundado se implanta fuera del útero. Los embarazos ectópicos suelen producirse en una trompa de Falopio (lo que se denomina embarazo tubárico). En ocasiones, el óvulo puede alojarse en el ovario y, más raramente, en el canal cervical o en las cavidades abdominal o pélvica. El óvulo fecundado no suele convertirse en un embrión reconocible y no puede trasplantarse al útero.
En un embarazo normal, el óvulo es fecundado en la trompa de Falopio. Unos pequeños pelos en la trompa de Falopio desplazan el óvulo hasta el útero, donde se implanta. Si hay tejido cicatricial en la trompa de Falopio, o está bloqueada por algún otro motivo, el óvulo fecundado no puede llegar al útero y el feto comenzará a crecer fuera del útero. A la mujer que tiene un embarazo ectópico hay que extirparle el embarazo porque el feto no puede desarrollarse adecuadamente fuera del útero y puede resultar extremadamente peligroso para la salud de la mujer. El embarazo ectópico representa alrededor del 9% de las muertes relacionadas con el embarazo en las mujeres.

Embarazo ectópico

Los embarazos ectópicos pueden ser poco frecuentes. Sin embargo, en el caso de que se descubra un embarazo ectópico, es una situación que debe tomarse en serio. A menudo, las pacientes tienen preguntas y buscan respuestas que les ayuden a entender esta condición. A continuación se exponen algunos de los temas más comunes que se tratan durante el diagnóstico de un embarazo ectópico.
El embarazo ectópico se produce cuando un óvulo fecundado se adhiere fuera del útero. En el noventa por ciento de los casos, se adhiere a la trompa de Falopio. Sin embargo, en otros casos, puede adherirse al ovario, a la cicatriz de la cesárea, al cuello uterino o incluso al abdomen. Si se adhiere al abdomen, el peligro de complicaciones aumenta considerablemente.
Es raro que un embarazo ectópico coexista con otro embarazo intrauterino normal, pero aún así es posible y plantea problemas críticos en el diagnóstico y el tratamiento. Por suerte, es un acontecimiento poco frecuente, excepto en las pacientes que reciben tratamientos de fertilidad, donde la prevalencia es de una de cada 100, frente a una de cada 30.000 en los embarazos espontáneos.

Leer más  Conducta agresiva en niños

En qué parte de la trompa de falopio tiene lugar la fecundación

En 2015, Elizabeth Kough, madre de tres hijos, se sometió a una extirpación de las trompas de Falopio para evitar futuros embarazos. Dado que los espermatozoides suelen fecundar un óvulo en las trompas de Falopio, su extirpación mediante un procedimiento médico impide que eso ocurra.Por eso, cuando Kough se enteró en 2018 de que estaba embarazada de su cuarto hijo, se quedó en shock, según informó People. “Una vez que me enteré de que estaba embarazada, me preocupó mucho que el bebé estuviera en mi cavidad abdominal, pero nos quedamos boquiabiertos y emocionados al ver que realmente estaba en mi útero, donde se suponía que debía estar”, dijo a People.En marzo, Kough dio a luz al bebé, llamado Benjamin. Según dijo a People, sus médicos intentaron averiguar cómo pudo quedarse embarazada sin trompas de Falopio y supusieron que se debía a que su cirugía había sido una chapuza.
Si una mujer no tiene trompas de Falopio -lo que suele ocurrir porque tuvo una complicación que requirió la extirpación de las trompas- suele necesitar la fecundación in vitro (FIV) para quedarse embarazada, ya que el proceso puede evitar las trompas por completo, según la doctora Hodes-Wertz.

Qué ocurre en el útero tras la fecundación

En 2015, Elizabeth Kough, madre de tres hijos, se sometió a una extirpación de las trompas de Falopio para evitar futuros embarazos. Dado que los espermatozoides suelen fecundar un óvulo en las trompas de Falopio, su extirpación mediante un procedimiento médico impide que eso ocurra.Por eso, cuando Kough se enteró en 2018 de que estaba embarazada de su cuarto hijo, se quedó en shock, según informó People. “Una vez que me enteré de que estaba embarazada, me preocupó mucho que el bebé estuviera en mi cavidad abdominal, pero nos quedamos boquiabiertos y emocionados al ver que realmente estaba en mi útero, donde se suponía que debía estar”, dijo a People.En marzo, Kough dio a luz al bebé, llamado Benjamin. Según dijo a People, sus médicos intentaron averiguar cómo pudo quedarse embarazada sin trompas de Falopio y supusieron que se debía a que su cirugía había sido una chapuza.
Si una mujer no tiene trompas de Falopio -lo que suele ocurrir porque tuvo una complicación que requirió la extirpación de las trompas- suele necesitar la fecundación in vitro (FIV) para quedarse embarazada, ya que el proceso puede evitar las trompas por completo, según la doctora Hodes-Wertz.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad