mayo 4, 2024

Historia siglo 20 españa

Historia de españa para niños

1885-1902: Regencia; 1902-1931: Alfonso XIII, con -desde 1923-30- la dictadura de Primo de Rivera; 1931-1936: Segunda República; 1936-39: Guerra Civil; 1939-1975: dictadura de Francisco Franco; 1975-Restauración de la monarquía borbónica, Juan Carlos I (abdicó en junio de 2014).
La España moderna está formada por 17 comunidades autónomas. Dentro de la España peninsular, 15 de las 17 regiones forman una colcha de tamaño y diseño desigual, las fronteras de algunas regiones siguen naturalmente las líneas geográficas, otras están cosidas por circunstancias históricas. Las Islas Baleares y Canarias constituyen las otras dos regiones.
Mantener unidas estas partes dispares es difícil, dada la tendencia histórica de los españoles a identificarse primero con su pueblo y luego con su región, la patria chica. España, como nación, siempre ha sido un país duro, y la batalla entre centralización y regionalismo ha sido una constante en la historia española.
A principios del siglo XX, a los tres antiguos pilares del poder en España, la monarquía, la iglesia y la aristocracia, se habían unido nuevas voces que desafiaban estos poderes tradicionales. Estas nuevas voces, gestadas durante el siglo XIX, fueron: el ejército, los partidos políticos, el anarquismo, los movimientos obreros, el republicanismo y una realidad histórica renacida, el regionalismo.

Reino de españa

1. El objetivo principal de esta asignatura es que el alumno adquiera un conjunto de conocimientos básicos que le permitan analizar el pasado reciente de la historia de España. Una perspectiva a largo plazo de los problemas es una herramienta esencial para la percepción crítica de la España actual.
2. Los conocimientos adquiridos capacitarán a los alumnos para explicar la compleja implantación de los derechos civiles, políticos y sociales en la sociedad española, para reflexionar sobre la normalidad y las especificidades de la historia de España en el contexto europeo y para adquirir una visión profunda y compleja de los problemas actuales de la sociedad española y, por tanto, mundial.
3. Los alumnos asimilarán un conocimiento completo y detallado de los problemas históricos que se plantearán durante el curso. También aprenderán a analizar críticamente textos, imágenes y documentales, comprendiendo las motivaciones más profundas de sus creadores y los intereses concretos que les mueven.
Trabajos individuales: pretenden relacionar los conocimientos teóricos adquiridos en las clases con problemas concretos de la España moderna que tienen una larga historia. El profesor los devolverá corregidos y con la retroalimentación necesaria.

Cuándo se convirtió españa en un país

A principios del siglo XX se produce un desarrollo industrial que se concentra en Cataluña y el País Vasco, mientras que el resto del país sigue siendo agrícola. Sin embargo, gran parte de la tierra era improductiva y España tenía dificultades para producir suficientes alimentos.
Se produjo un importante movimiento de población de las zonas rurales a las ciudades por parte de quienes buscaban trabajo, mientras que otros emigraron a Sudamérica. Sin embargo, a muchos de los que se trasladaron a los lugares les resultaba difícil encontrar trabajo y vivían en malas condiciones, lo que provocó disturbios.
El rey Alfonso XIII, que llegó al trono en 1902, insistió en intervenir en los asuntos políticos, incluyendo la destitución de ministros y primeros ministros. De 1902 a 1923 hubo 33 gobiernos diferentes.
El anarquismo también crecía, como se puso de manifiesto en la boda del rey en 1906, cuando una bomba lanzada contra el carruaje real mató a 24 personas y a dos de los caballos que lo tiraban. El rey y la reina salieron ilesos.
En 1930, los disturbios en el ejército hicieron que el rey destituyera al dictador general, Primo, y convocara elecciones. Sin embargo, el pueblo se volvió contra el rey y en 1931 se formó una república (la segunda de España), y el rey se exilió en Italia.

Artistas españoles del siglo xx

La historia de la España del siglo XX, expresada en estos términos -los más conocidos-, es la de la modernización. Siguiendo el magistral Modern Spain, 1875-1975 (Oxford, 1980) de Raymond Carr, la historia política correspondiente suele verse como el fracaso del liberalismo. La falta de una hegemonía liberal o incluso de un amplio consenso entre las élites políticas españolas y el correspondiente fracaso a la hora de reformar o vigorizar el gobierno central y el aparato del Estado condujeron a las convulsas crisis de principios del siglo XX que culminaron en la guerra civil. Como autor de una monografía sobre la España de 1914 a 1918, el Dr. Romero es un experto en la crisis de la España liberal y es aquí donde comienza su relato.
El punto de partida del libro es el profundo y duradero trauma de 1898, de la derrota militar ante los Estados Unidos y la consiguiente pérdida de los restos del imperio colonial español. En una época en la que el estatus internacional se medía por las posesiones coloniales, esto fue, como deja claro Romero, un golpe mutilador, agravado por la condición de parvenu de Estados Unidos. Inmediatamente, se pusieron de manifiesto las debilidades inherentes al sistema bajo el que se había gobernado España desde la restauración de la monarquía en 1875 -y que se esbozan en la introducción-. Este sistema gubernamental, dominado por las élites terratenientes, dependía, para la producción de mayorías parlamentarias, del clientelismo y el patrocinio, y se dedicaba a la exclusión de otros grupos de interés o credos políticos. Ya amenazado por la migración interna, la urbanización y el desarrollo de la política de masas, el sistema de la Restauración se encontró bajo el ataque sistemático de los nacionalistas catalanes y vascos, así como de los republicanos, y por tanto más vulnerable al asalto de los movimientos organizados de la clase trabajadora de los socialistas y, después de 1910, de los anarcosindicalistas.