enero 22, 2022
Las partes del cuerpo para niños

Las partes del cuerpo para niños

Las partes del cuerpo y sus funciones para el jardín de infancia

Los niños siempre están buscando información nueva de la que empaparse. Tienen muchas preguntas sobre el mundo, su entorno y, sobre todo, su propio cuerpo. A medida que crecen, los niños empiezan a reconocer que pueden correr, jugar, reír y cantar. A medida que se desarrollan y sienten más curiosidad por su cuerpo, es necesario enseñarles las partes del cuerpo para niños. Al mismo tiempo que aprenden lo que hacen las partes de su cuerpo, pueden adquirir habilidades de coordinación y motricidad que les resultarán útiles en el futuro.
Varios estudios recientes han determinado que los niños son cinestésicos por naturaleza. Esto significa que aprenden mejor a través de experiencias que implican el tacto y el uso de sus sentidos. Por ejemplo, cuando los niños realizan una actividad de aprendizaje que incluye el uso de partes del cuerpo y sus movimientos, pueden comprender más fácilmente un tema o concepto. Este tipo de movimiento físico también puede tener un impacto positivo en su crecimiento intelectual. Está demostrado que estas acciones tienen efectos beneficiosos para ellos, ya que el movimiento es un factor esencial para el crecimiento intelectual.

Vídeo de partes del cuerpo

No hay nada más bonito que ver a tu hijo señalando su nariz de botón tras la indicación «¿dónde está tu nariz?». Entre los 3 y los 4 meses, tu bebé descubrió sus manos por primera vez, pero ¿cuándo podrá identificar las partes del cuerpo con una orden? Los niños aprenden las partes del cuerpo entre 1 y 5 años.
Recursos: «Aprender las partes del cuerpo».  What to Expect, WhattoExpect, 27 feb. 2015, www.whattoexpect.com/toddler/toddler-growth-and-development/learning-body-parts.aspx.Zimmerman, Irla Lee, et al. Preschool Language Scales. fifth ed., 2011.

Ver más

Contraste de los puntos de vista de los estudiantes y de los científicosExperiencias cotidianas de los estudiantesLos estudiantes de primaria más jóvenes pueden tener pocos conocimientos sobre los órganos internos del cuerpo. Tienden a pensar que el contenido del cuerpo es lo que han visto entrar o salir de él, como la comida y la sangre. Sus experiencias con cortes, arañazos y moratones cotidianos parecen reforzar la idea de que la sangre se encuentra debajo de la superficie de la piel, llenando los espacios del interior del cuerpo (como una bolsa de sangre).Los niños mayores son más capaces de enumerar un gran número de órganos, pero pueden no comprender del todo la función o la naturaleza interconectada de éstos. Por ejemplo, los alumnos de estos niveles pueden darse cuenta de que el corazón es una bomba pero no de que la sangre vuelve al corazón, o pueden creer que el cerebro ayuda a las partes del cuerpo pero no siempre se dan cuenta de que el cuerpo ayuda al cerebro.Investigación: Fleer & Hardy (1996), Gellert (1962), Carey (1985)
Mapas de desarrollo de conceptos (funciones celulares): la comprensión por parte de los alumnos de los órganos internos del cuerpo, de cómo están relacionados entre sí y de por qué funcionan juntos como sistemas es un proceso complejo. Un punto de partida útil es identificar las ideas y la comprensión que tienen los alumnos sobre el interior del cuerpo. Utilizar las experiencias cotidianas para sacar a relucir estas ideas es siempre eficaz, como recordar las visitas al médico, las operaciones/procedimientos médicos, las lesiones, las imágenes/escáneres médicos, los carteles y las imágenes publicitarias.Es útil explorar el aspecto de los órganos internos y su ubicación para comprender la función específica de cada uno y cómo contribuye cada uno a mantener el cuerpo vivo y en buen estado. Las experiencias pedagógicas deben empezar a animar a los alumnos a considerar el funcionamiento conjunto de los órganos, es decir, cómo el trabajo de un órgano es similar o contribuye al funcionamiento de otro. Esta idea conduce a la más compleja de que las partes del cuerpo forman sistemas conectados que contribuyen al funcionamiento del cuerpo en su conjunto.

¡dentro de su exterior!

Las canciones son una de mis formas favoritas de enseñar, y hoy tengo 10 divertidas canciones para preescolares sobre las partes del cuerpo. Estas canciones ayudan a los niños a identificar y aprender los nombres de las diferentes partes del cuerpo, al tiempo que sacan algunos meneos.
Puedes empezar a cantar estas canciones con tus hijos mucho antes del preescolar. Yo les canto a mis bebés y les muevo las manos cuando todavía son pequeños. Cuando empiezan a aprender a hablar, estas canciones son una forma estupenda de ampliar su vocabulario. También son muy divertidas para hacerlas juntos y pueden ser un gran momento de unión entre mamá y niño.
En preescolar, las canciones son una forma estupenda de enseñar y de crear descansos cerebrales. La capacidad de atención puede ser un problema a los 3 y 4 años. Estas canciones hacen que los niños se levanten y se muevan al mismo tiempo que aprenden.
Esta canción es muy divertida. La he cantado desde que era un niño pequeño. Solemos empezar despacio, tocando cada parte del cuerpo mientras la cantamos. Luego, probamos la versión rápida, donde inevitablemente nos perdemos un poco al final. Para aquellos que quieran un SUPER reto, ¡intenten cantarla al revés!

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad