junio 8, 2024

Creacion de la vida

Creacion de la vida

Retroalimentación

El mundo del ARN es una etapa hipotética en la historia evolutiva de la vida en la Tierra, en la que las moléculas de ARN autorreplicantes proliferaron antes de la evolución del ADN y las proteínas. El término también se refiere a la hipótesis que postula la existencia de esta etapa.
Alexander Rich propuso por primera vez el concepto del mundo del ARN en 1962,[1] y Walter Gilbert acuñó el término en 1986[2]. Se han propuesto vías químicas alternativas para la vida,[3] y es posible que la vida basada en el ARN no haya sido la primera en existir[2][4] Aun así, las pruebas de un mundo de ARN son lo suficientemente sólidas como para que la hipótesis haya ganado una amplia aceptación[1][5][6] La formación concurrente de los cuatro bloques de construcción del ARN reforzó aún más la hipótesis[7].
Al igual que el ADN, el ARN puede almacenar y replicar información genética; al igual que las enzimas proteicas, las enzimas de ARN (ribozimas) pueden catalizar (iniciar o acelerar) reacciones químicas que son fundamentales para la vida[8] Uno de los componentes más importantes de las células, el ribosoma, está compuesto principalmente por ARN. Las moléculas de ribonucleótidos de muchas coenzimas, como la acetil-CoA, el NADH, el FADH y el F420, pueden ser restos supervivientes de coenzimas unidas covalentemente en un mundo de ARN[9].

El origen y la naturaleza de la vida en…

Las afirmaciones alternativas formaban parte de la visión del mundo de los naturalistas y las personas cultas de la Edad Media. Estos supuestos dominaron las discusiones hasta el siglo XIX. Ahora se han abandonado entre los científicos, pero persisten en lo que podría llamarse «ciencia popular». El pensamiento moderno sobre estas cuestiones se ha fusionado como un vástago rebelde de las ideas más antiguas.
Algunas de estas ideas más antiguas se han puesto a prueba. Los gusanos no surgen espontáneamente de la carne, como demostró Redi al examinar la carne podrida de las moscas. Además, la hipótesis de las especies fijas se ha visto perjudicada por la cría de perros diferentes a partir del mismo tronco ancestral (los lobos). (Aunque los perros siguen siendo la misma especie, muchas de las razas no pueden reproducirse entre sí). El diseño, el juego y la especialidad son imposibles de probar y falsificar, por lo que no se consideran hipótesis científicas. Para alejarse de las discusiones en torno a estos conceptos, los científicos han cambiado las reglas del juego: gran parte de lo que pasaba por ciencia en la Edad Media ya no se considera un objeto válido de discusión.

Teoría del origen de la vida

Este artículo puede ser demasiado largo para leerlo y navegarlo cómodamente. El tamaño de la prosa legible es de 100 kilobytes. Por favor, considere dividir el contenido en subartículos, condensarlo o añadir subtítulos. Por favor, discuta este asunto en la página de discusión del artículo. (Enero 2021)
Las primeras formas de vida conocidas son microorganismos putativos fosilizados, encontrados en precipitados de respiraderos hidrotermales, que pueden haber vivido desde hace 4,28 Gya (mil millones de años), relativamente poco después de la formación de los océanos 4,41 Gya, y no mucho después de la formación de la Tierra 4,54 Gya.[1][2]
En biología evolutiva, la abiogénesis, o informalmente el origen de la vida (OoL),[3][4][5][a] es el proceso natural por el que la vida ha surgido a partir de materia no viva, como los compuestos orgánicos simples. [6][4][7][8] Aunque todavía se desconocen los detalles de este proceso, la hipótesis científica predominante es que la transición de entidades no vivas a entidades vivas no fue un acontecimiento único, sino un proceso evolutivo de complejidad creciente que implicó la autorreplicación molecular, el autoensamblaje, la autocatálisis y la aparición de las membranas celulares[9][10][11] Aunque la ocurrencia de la abiogénesis es incontrovertible entre los científicos, sus posibles mecanismos son poco conocidos. Existen varios principios e hipótesis sobre cómo pudo ocurrir la abiogénesis[12].

Ver más

La vida en la Tierra comenzó hace más de 3.000 millones de años, evolucionando desde los microbios más básicos hasta una deslumbrante variedad de complejidad a lo largo del tiempo. Pero, ¿cómo se desarrollaron los primeros organismos en el único hogar conocido de la vida en el universo a partir de la sopa primordial?
Las chispas eléctricas pueden generar aminoácidos y azúcares a partir de una atmósfera cargada de agua, metano, amoníaco e hidrógeno, como se demostró en el famoso experimento de Miller-Urey publicado en 1953, lo que sugiere que los rayos podrían haber contribuido a crear los componentes básicos de la vida en la Tierra en sus inicios. Con el paso de millones de años, pudieron formarse moléculas más grandes y complejas.
Aunque las investigaciones realizadas desde entonces han revelado que la atmósfera primitiva de la Tierra era, en realidad, pobre en hidrógeno, los científicos han sugerido que las nubes volcánicas de la atmósfera primitiva podrían haber contenido metano, amoníaco e hidrógeno y estar llenas de rayos también.
Las primeras moléculas de la vida podrían haberse encontrado en la arcilla, según una idea elaborada por el químico orgánico Alexander Graham Cairns-Smith en la Universidad de Glasgow (Escocia). Foto: QuímicaEstas superficies no sólo podrían haber concentrado estos compuestos orgánicos juntos, sino que también ayudaron a organizarlos en patrones muy parecidos a los de nuestros genes ahora.