mayo 9, 2024

Quiste de ovario sintomas

síntomas de un quiste ovárico en tagalo

Los ovarios son dos órganos con forma de almendra que se sitúan a ambos lados del útero. Los ovarios son los responsables del desarrollo de los óvulos cada mes y de su liberación durante la ovulación. En los ovarios pueden formarse pequeños sacos llenos de líquido; son quistes ováricos.
En la mayoría de los casos, los quistes ováricos no son motivo de preocupación. Pero si experimenta los síntomas de un quiste o éste se vuelve excepcionalmente grande, es posible que necesite una intervención médica. Esto es lo que en Serrano Ob/Gyn Associates creemos que debe saber sobre los quistes ováricos.
Los quistes ováricos se forman con su ciclo mensual. Cada mes, sus ovarios liberan un óvulo que está encerrado en un espacio lleno de líquido llamado folículo. Cuando se libera el óvulo, el cuerpo suele absorber ese folículo. Pero en el caso de los quistes ováricos, el folículo puede no haber liberado el óvulo, por lo que crece y se convierte en un quiste. También puede desarrollarse un quiste después de que el folículo libere el óvulo, lo que se conoce como quiste folicular.
También puede aparecer un quiste dermoide, que se forma cuando las células del ovario comienzan a dividirse aunque el óvulo no haya sido fecundado. Estos quistes dermoides son poco frecuentes, pero contienen el material genético de un feto. Pueden alcanzar un tamaño considerable -hasta 10 centímetros- y normalmente hay que extirparlos quirúrgicamente.

¿cómo se siente el dolor de un quiste ovárico?

Un quiste ovárico es un saco lleno de líquido que se desarrolla en el interior de un ovario. La mayoría de los quistes ováricos no son cancerosos (benignos), no causan síntomas y suelen desaparecer sin tratamiento. Algunos (menos del 5%), causan problemas como dolor y sangrado irregular.
Los quistes ováricos pueden variar de tamaño, desde menos del tamaño de un guisante hasta el de un melón grande (a veces incluso más). Son muy frecuentes y pueden aparecer a cualquier edad. Se dan con más frecuencia en mujeres jóvenes que no han llegado a la menopausia, pero también pueden aparecer después de ésta.
A veces, los quistes ováricos pueden romperse, torcerse, sangrar o infectarse, todo lo cual puede provocar un dolor intenso y causar náuseas y vómitos. La rotura de un quiste suele producirse tras el ejercicio, las relaciones sexuales, un traumatismo o incluso un examen pélvico.
Los quistes ováricos no suelen afectar a la capacidad de la mujer para quedarse embarazada. Incluso si el quiste es grande y hay que extirparlo, se suele hacer mediante un tipo especial de cirugía llamada laparoscopia (mediante cirugía «de ojo de cerradura»), que no afecta a la fertilidad de la mujer.

causas de los quistes ováricos

Un quiste ovárico es un saco lleno de líquido dentro del ovario.[1] A menudo no causan ningún síntoma.[1] Ocasionalmente pueden producir hinchazón, dolor abdominal bajo o dolor en la parte baja de la espalda.[1] La mayoría de los quistes son inofensivos.[1] Si el quiste se rompe o provoca una torsión del ovario, puede causar un dolor intenso.[1] Esto puede provocar vómitos o sensación de desmayo.[1]e incluso causar dolores de cabeza.
La mayoría de los quistes ováricos están relacionados con la ovulación, siendo quistes foliculares o quistes del cuerpo lúteo.[1] Otros tipos son los quistes debidos a la endometriosis, los quistes dermoides y los cistadenomas.[1] En el síndrome de ovario poliquístico (SOP) se producen muchos quistes pequeños en ambos ovarios. [La enfermedad inflamatoria pélvica también puede dar lugar a quistes[1]. En raras ocasiones, los quistes pueden ser una forma de cáncer de ovario[1]. El diagnóstico se realiza mediante un examen pélvico con una ecografía u otras pruebas para obtener más detalles[1].
A menudo, los quistes se observan simplemente con el paso del tiempo[1]. Si causan dolor, se pueden utilizar medicamentos como el paracetamol (acetaminofeno) o el ibuprofeno[1]. Se pueden utilizar métodos anticonceptivos hormonales para prevenir nuevos quistes en las mujeres que los padecen con frecuencia[1]. Sin embargo, las pruebas no apoyan los métodos anticonceptivos como tratamiento de los quistes actuales[2]. Si no desaparecen después de varios meses, aumentan de tamaño, tienen un aspecto inusual o causan dolor, se pueden extirpar mediante cirugía[1].

qué tamaño de quiste ovárico es peligroso

Los ovarios son un par de pequeños órganos de forma ovalada situados en la parte inferior del vientre (abdomen) de la mujer. Aproximadamente una vez al mes, uno de los ovarios libera un óvulo. Los ovarios también producen las hormonas estrógeno y progesterona. Éstas desempeñan un papel en el embarazo, el ciclo menstrual y el crecimiento de las mamas.
Un quiste ovárico puede desarrollarse por diferentes motivos. La mayoría de los quistes ováricos son inofensivos. Un quiste que se rompe puede no causar ningún síntoma, o sólo síntomas leves. Los quistes rotos que provocan síntomas leves suelen tratarse con analgésicos. El quiste puede examinarse con una prueba de imagen, como una ecografía.
Si los síntomas de la rotura de un quiste son graves, es posible que deba ser atendido en el hospital. Es posible que se le administren analgésicos por vía intravenosa a través de una aguja insertada en la vena. Es posible que sea necesario reponer líquidos o sangre debido a una hemorragia interna. En raras ocasiones, la rotura de un quiste ovárico puede requerir una intervención quirúrgica. Puede tratarse de una intervención quirúrgica de urgencia.
Si necesita una intervención quirúrgica debido a una hemorragia interna, un cirujano le hará un corte (incisión) en el abdomen mientras usted está anestesiada. El médico controla la hemorragia y extrae los coágulos o el líquido. A continuación, puede extirpar el quiste o todo el ovario.