julio 5, 2024

Comida tipica de italia

Comida tipica de italia

Ver más

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  «Cocina italiana» – noticias – periódicos – libros – erudito – JSTOR (octubre de 2015) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)
La cocina italiana es una cocina mediterránea[1] que consiste en los ingredientes, recetas y técnicas culinarias desarrolladas en toda la península italiana desde la antigüedad, y que posteriormente se extendieron por todo el mundo junto con las olas de la diáspora italiana[2][3][4].
Se produjeron cambios significativos con la colonización de las Américas y la introducción de patatas, tomates, pimientos, maíz y remolacha azucarera, esta última introducida en cantidad en el siglo XVIII.[5][6] La cocina italiana es conocida por su diversidad regional, sobre todo entre el norte y el sur de Italia.[7][8][9] Ofrece abundantes sabores y es una de las más populares y copiadas del mundo.[10] Influyó en varias cocinas de todo el mundo, principalmente en la de Estados Unidos.[11]

Bagna càuda

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  «Lista de platos italianos» – noticias – periódicos – libros – erudito – JSTOR (mayo de 2012) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)
Esta es una lista de platos y alimentos italianos. La cocina italiana se ha desarrollado a lo largo de siglos de cambios sociales y políticos, con raíces que se remontan al siglo IV antes de Cristo. La cocina italiana tiene sus orígenes en las cocinas etrusca, griega antigua y romana antigua.
Se produjeron cambios significativos con el descubrimiento del Nuevo Mundo y la introducción de la patata, el tomate, el pimiento y el maíz, que ahora son fundamentales en la cocina pero que no se introdujeron en cantidad hasta el siglo XVIII.[1][2] La cocina de Italia destaca por su diversidad regional,[3][4][5] la abundancia de diferencias de sabor, y es conocida por ser una de las más populares del mundo,[6] con influencias en el extranjero.[7]

La comida típica española

Por lo general, los platos italianos se caracterizan por su sencillez, centrándose en gran medida en ingredientes frescos, de calidad y de temporada. Por supuesto, la cocina italiana es mundialmente conocida por ser la cuna de la pizza, la pasta y el ragú.
Además, los platos italianos se definen a menudo por su regionalidad, ya que algunos alimentos se remontan a una región muy concreta de Italia y a veces incluso reciben el nombre de esa parte, como la boloñesa de Bolonia, por ejemplo.
La carbonara es otro plato clásico de espaguetis que se asocia a la cocina italiana y se consume en todo el mundo. La cocina italiana es un paraíso absoluto de platos de pasta, por lo que es difícil elegir sólo uno, pero la carbonara engloba la sencillez de la auténtica cocina italiana de forma soberbia.
La diferencia entre una buena carbonara y una mala carbonara es un simple mal uso de los ingredientes o la sustitución de aspectos esenciales, por ejemplo, utilizar nata en lugar de crear la salsa desde cero. Sin embargo, la pasta y los quesos son intercambiables, ya que los linguini o los fettuccine sustituyen a veces a los espaguetis y el parmesano a veces al pecorino romano.

Cocina china americana

La cocina italiana está muy influenciada por la historia y las tradiciones locales, así como por la disponibilidad local y estacional de los productos.  Cada región de Italia tiene sus propias especialidades culinarias regionales. Estas diferencias regionales se basan en una combinación de factores climáticos (disponibilidad de ingredientes específicos), históricos (flujos migratorios, influencia de otros pueblos), geográficos (vivir junto al mar o en la montaña) y económicos (gastronomía influida por la presencia de antiguas cortes nobiliarias, comunidades laborales o campesinas). Algunos de los alimentos gastronómicos más famosos de Italia, que han adquirido fama internacional, como la trufa blanca, en realidad sólo se encuentran en zonas concretas de Italia.
Aunque muchos países tienen estilos culinarios locales que difieren de una región a otra, en Italia estas diferencias son mucho más pronunciadas. No es de extrañar si se tiene en cuenta la forma del país: largo y estrecho, rodeado de mar y con grandes montañas en el norte. Si a esto le añadimos que Italia no se convirtió en una nación unificada hasta 1861, después de haber sido principalmente una confederación de estados durante los mil años anteriores, esta diversidad se hace aún más evidente.